lunes, 8 de mayo de 2017

La base del adiestramiento canino


Hola Teckels!
Desde hace varias semanas vengo haciendo los fines de semana un curso de Adiestramiento Canino en EDUCAN.
La propuesta que te ofrece educan no es la habitual de los métodos basados en tendencias antiguas como el condicionamiento clásico o el operante. El planteamiento de esta empresa se basa en tener un vínculo y código de comunicación eficaz y fácil tanto para tu perro como para tí...


Aunque aún no he terminado el curso, me gustaría poder hablaros de estos dos factores antes no tenidos en cuenta por mí, pero que ahora los veo fundamentales.

- Vínculo con tu Perro: Está claro que todos los que convivimos con nuestro cánido y le paseamos y damos de comer a diario tenemos una estrecha relación con él, pero ¿Te has parado a pensar cómo te ve tu perro? o ¿Te has planteado como quieres que te vea tu perro? Estas dos preguntas tan obvias en muchas ocasiones no las tenemos en mente y no hacemos por responderlas, de tal modo que no llegamos a saber si podríamos mejorar la relación con nuestro perro.
En mi caso, a la primera de ellas puedo responder que hasta hace bien poco mis perras me consideraban una máquina expendedora de salchichas a la que me acerco para que me dé salchichas cuando me siento o le doy la pata. Me ha ocurrido en muchas ocasiones que cuando querían algo solo tenían que venir donde estaba y empezaban hacerme todo aquello que les había enseñado para que yo les diera ese refuerzo que anhelaban. No está mal que se haga, pero está mejor si yo se lo hubiera pedido. En mi opinión, está claro que busco algo más que ser eso para ellas, me gustaría ser un referente de diversión y respeto al que acuden por el cariño que me procesan o por las ganas que tienen de verme.

Para poder cambiar esta forma de que me vean, he decidido involucrarme más en su día a día. No penséis que lo he dejado todo por ellas o que no debo tener vida social, pero estoy profundizando más en el aspecto de interactuación con ellas. No me limito a darle su chuche y una palmadita en el lomo, intento arrascarle donde más le gusta, le animo a que lo siga haciendo, intento que juegue conmigo cada vez que viene a por el refuerzo... de esta forma le hago divertido el estar conmigo y potencio que quiera venir a por más caricias o a por juego en vez de jugar solas. Con tan solo diez segundos más a partir del refuerzo puedes conseguir mucho más la atención de tu perro hacia a tí y mejorar el vínculo entre ambos.

- Código de Comunicación: Los hispanos, tenemos la suerte de tener un léxico muy rico en sinónimos que usamos indistintamente según en la situación en la que estemos. Pero, siento desilusionarte y decirte que tu perro no entiende todo lo que le dices. Quiero aclarar que tu perro sabe leer tu postura y la entonación de tu voz, pero en verdad sólo se hace una idea de lo que le quieres mostrar.
Te aconsejo que te aprendas (primero tú y será mucho más fácil) las palabras con las que quieres interactuar con tu perro para luego ponerlas en práctica con él. No deben ser muchas, pero utiliza palabras que puedas usar en diferentes contextos. Ej: no compliques a tu perro con la palabra "Aquí" para venir justo a tu lado y la palabra "Ven" para que se acerque. Podrías hacerlo más sencillo si solo usas la palabra "Ven" que es la misma con la que le enseñas la llamada.

Mi propuesta es tener diferentes palabras para los momentos buenos: ej: "Muy bien" y tener palabras para diferentes para indicar a tu perro que no siga por ese camino: ej: "No" o directamente para regañarle. ej: "Mal". Intenta siempre usar las mismas y que sean claras para ambos.

Por cierto, si tu perro es mayor, no desistas e intenta conseguir esta relación saludable de tener el vínculo afectivo reforzado ya que los dos podréis disfrutar el uno del otro mucho mejor.

Pronto os iré contando más cosas del curso y pondremos en práctica más cosas...

Os espero el próximo día!

Un saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario